Lineas de Ayuda
Inglés: 800-426-1234
Español: 857-383-3558
  En todo el pais existe una falta general de datos sobre el problema de las apuestas en latinos.
 

En todo el país existe una falta general de datos sobre el problema de las apuestas en latinos. Sin embargo, la creencia de que hay niveles más altos del problema de las apuestas en las comunidades latinas puede ser uniforme con otros datos de disparidades de salud. Y las actividades de juego no tradicionales y vinculadas a la cultura, como peleas de gallos clandestinas, juegos de dados y apuestas con máquinas tragamonedas de video ubicadas en bodegas sugieren una necesidad urgente de prevención, intervención y programas de tratamiento del problema de las apuestas que sean cultural y lingüísticamente competentes.  Para abordar los temas, el Consejo comenzó a tratar de alcanzar a las comunidades latinas en <<YEAR>> y comenzó a construir el apoyo y recursos necesarios

“Las apuestas están arraigadas en la cultura latina. Puede ser una tradición familiar criar gallos para pelea. Aunque no es aceptado o no es legal en la mayor parte de los EE.UU., es una forma de vida para muchos latinos. Por ello, intentar enseñarle a la gente sobre por qué esta conducta puede no ser sana y sobre cómo las apuestas pueden ir de ser una actividad recreativa a ser un problema real con consecuencias serias puede ser un desafío, pero siento que es importante emprender este desafío para el bienestar de nuestras familias y nuestras comunidades” Eneida Perez, miembro del equipo latino del Consejo de Massachusetts sobre las apuestas compulsivas.

Caracteristicas culturales latinas
Es importante entender la cultura dentro de la cual se llevan a cabo estas actividades de apuesta.  Primero demos una mirada rápida a algunos conceptos culturales principales de la comunidad latina que tienen impacto definitivo en cómo se apuesta y cómo se percibe:

Familismo
Una de las características culturales más importantes de los/las latinos/as es el énfasis en la familia (familismo) como la unidad social principal y fuente de apoyo.  Para el consejero/a o proveedor clínico, esto puede significar que los latinos/as evitarán compartir sus problemas fuera de la unidad familiar.  Mientras el familismo puede crear problemas especiales en el tratamiento de la adicción, también puede ser una herramienta poderosa en el proceso de recuperación.  El impacto de la adicción en la familia y especialmente en los niños puede ser un factor para motivar acciones hacia la recuperación.  Probablemente debido al familismo, los latinos/as están más predispuestos/as a creer que un familiar debe intervenir con alguien que está experimentando problemas con la adicción o relacionados a ella.

Simpatia
El concepto de simpatía no tiene traducción directa en inglés, pero se refiere a la importancia en la cultura de relaciones sociales correctas y cordiales.  Este es un valor cultural y expectativa social central que ordena la cortesía y el respeto y rechaza la certeza personal, las respuestas negativas directas y la crítica.  Por eso la simpatía requiere que el/la latino/a muestre que está de acuerdo, aunque no tenga la intención de seguir el consejo o no lo entienda.  Esto hace que sea fundamental que los consejeros y proveedores clínicos hagan preguntas para asegurarse que quienes escuchan entienden la información presentada.

Personalismo
Personalismo se refiere a la preferencia del/de la latino/a por tener relaciones con los demás que reflejen cierta familiaridad y calidez.  En la práctica, personalismo significa que los/las latinos/as pueden estar más predispuestos a confiar y cooperar con alguien con el cual hayan tenido conversaciones placenteras.  Por ello, la administración de servicios de recuperación de la adicción será más eficaz cuando los consejeros y proveedores clínicos establezcan relaciones con conversaciones familiares y cálidas

Marianismo
Las mujeres latinas que buscan asesoramiento pueden mostrar características de marianismo que pueden frustrar a consejeros y proveedores clínicos bien intencionados.  Es una creencia cultural que las mujeres latinas deben casarse para atender a su marido y a sus hijos.  También es una creencia cultural (reforzada por un entendimiento cultural del catolicismo) que las mujeres deben permanecer casadas para siempre y cargar su “cruz” hasta el final, convirtiéndose en mujeres que sufren durante mucho tiempo (“la sufrida”).  En muchos casos, consejeros y proveedores clínicos experimentados deben explorar los temas de codependencia y creencias culturales en detalle.

Machismo
Muchos hombres latinos son conocidos por su despliegue de Machismo.  Los hombres latinos que despliegan conductas de machismo en la sesión terapéutica pueden causar frustración en las  consejeras y proveedoras clínicas no latinas.  No es natural que los hombres latinos se abran a los extraños, especialmente a las mujeres, y que muestren signos de vulnerabilidad, lágrimas y sentimientos.  La cultura latina ha reforzado en ellos una creencia de que siempre deben estar en control como el soberano supremo de su casa, sus mujeres y sus hijos.  Los hombres latinos creen que deben ser sostenes de la familia y figuras autoritarias.  A los niños latinos se les enseña a ser fuertes, a no llorar o ser sensibles.  Una falta de entendimiento de lo que es el machismo y cómo lidiar con él puede llevar a terminar precozmente los servicios. Las terapeutas que muestran más respeto y reconocen lo difícil que es hablar sobre inquietudes personales con una mujer pueden tener mejores resultados que aquellas que reaccionan personalmente a los gestos, creencias y actitudes del hombre latino.  En ciertas situaciones, una referencia a un consejero o proveedor clínico de género masculino  puede ser una decisión sabia ya que los hombres latinos pueden tener tendencia a ver al proveedor de género  masculino más como un igual.

 

Tiempo
Muchos/as latinos/as tienen una percepción distinta del tiempo que los blancos no latinos/as, con un entendimiento más flexible de la puntualidad.  Los/las latinos/as tienen mayor flexibilidad antes de considerar si alguien está retrasado o lo han dejado esperando.  Además, ahorrar tiempo se percibe como menos importante que las relaciones sociales cálidas y tranquilas.  Un/una cliente latino/a puede percibir como rudeza un ritmo apurado o concentrarse en ahorrar tiempo por parte del consejero o proveedor clínico, ya que en la cultura latina el tiempo no es tan importante como las relaciones interpersonales.

Estrategias y técnicas que funcionan con clientes con problemas de apuesta:

  • Aclare con el cliente lo que es la terapia y edúquelo sobre llegadas tarde a citas, pagos y cancelaciones.  Sea paciente. Algunos pacientes aprenden rápido, otros pueden necesitar tiempo y paciencia adicional;
  • Asegúrese de que el cliente entienda que usted es un consejero, no un médico;

  • Trate de ser flexible.  Dese algo de tiempo extra cuando vea a clientes latinos/as.  Esté preparado para intentar hacer más que lo que haría con otros clientes;
  • Autoevalúese en todo momento.  ¿Está reaccionando a lo que dijo el cliente o a lo que es diferente de sus normas culturales?;
  • Nunca diga, “Esto no se trata de mí, se trata de usted.” Sea abierto y cálido, responda a preguntas  personales y siga adelante;
  • No se sienta amenazado o fuera de control si el/la cliente latino/a lleva distintos familiares a cada sesión sin consultarle.  Es incómodo para los consejeros no saber quiénes son los clientes.  Para el cliente latino, llevar distintos familiares es un signo de apoyo y afecto.  Trate de incluir al cónyuge y a otros familiares.  Si la confidencialidad es un problema, mencióneselo al cliente, y deje que éste(a) decida a quién quiere incluir en las sesiones;
  • Tenga una lista de agencias latinas en su área.  Aprenda sobre los servicios que proporcionan en el caso de que deba remitirles a su cliente para recibir ayuda y apoyo adicionales; y
  • Debido a que los/las latinos/as tienden a ver a un médico por problemas de salud mental, cuando lo vean a usted, tal vez ya tengan medicamentos recetados.  Pregunte cuáles medicamentos están tomando, y si fuera necesario, trate de obtener un permiso para hablar con su médico.

Para obtener más información, por favor comuníquese con el Consejo al , PhD, CADACII, LADCI, Subdirector de prevención y programas del Consejo de Massachusetts sobre las apuestas compulsivas, en el 617-426-4554 / info@masscompulsivegambling.org